El Arts como espacio multi-disciplinar de divulgación artística, cultural, paisajística y científica como valor añadido y oferta complementaria un entorno comercial, restauración & ocio, se enorgullece de ir revelando los “secretos” de su filosofía.

aerea_nocturna_fase6

En la zona del Anfiteatro, todo empezó con una pequeña estatua de arte cicládico de 7cm de alto que trajimos de la isla de Milos, Islas Cicladas, Grecia. La idea era y es que el Arts esté adornado de elementos artísticos combinando tradición, historia & vanguardia. El reto era reproducir una pequeña figura de 7cm de alto en una réplica exacta de 1.20m de alto, y que fuese ejecutada por alumnos de la escuela de Bellas Artes bajo la tutela del profesorado de la Universidad de La Laguna. Tuvimos la enorme suerte, casi mística, de que nuestros caminos se cruzaran con Itahisa P. Conesa & Drago Díaz.a partir de ahí empezó a nacer la leyenda e icónica filosofía del Arts.

Todos los nombres de los alumnos & profesorado que participaron y siguen participando en las diversas réplicas de escuturas ciclácidas, estarán para siempre expuestos junto a su obra en agradecimiento a su labor & pasión por este proyecto en su afán por promocionar el enorme talento artístico de estas islas.

Testimonio de Drago Díaz del Fab Lab de la Faculta de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna 

2 ( d )

El proyecto lo titulamos “Digitalización y generación de modelos de reproducción escultórica: Estatuaria Cícladas”.

Las personas que participan de manera activa en nuestra parte del trabajo son Eliseo García  ( alumno de Bellas Artes que está en su asignatura de Prácticum ), Esteban Amador ( que es el Becario de nuestro laboratorio ) y Drago Díaz ( que figuro como responsable del laboratorio ).

Desde un punto de vista técnico, lo que hacemos es lo siguiente:

  1. A) Un digitalizado tridimensional mediante escáner de luz estructurada y técnicas de Fotogrametría de cuatro de las estatuillas y una quinta ha sido modelada directamente en 3D haciendo uso de software especializado, partir de una única imagen de referencia.
  2. B) Tratamiento digital de los archivos 3D resultantes para el escalado a tamaño real y la obtención de la secuencia de curvas de perímetro que permita la reconstrucción laminar de la forma.
  3. C) A continuación, se crea un “sacado de puntos” a escala real mediante fresado por control numérico a tres ejes de las curvas resultantes sobre planchas de poliuretano extruido. A partir de aquí, comienza el trabajo que realizan las compañeras de escultura.

¡ Anécdota !

Como dato curioso, te puedo contar que nos sorprendimos a nosotros mismos cuando fresamos la segunda de las piezas y al montar el resultado, nos pareció que no era perfectamente simétrica. Pensamos que había sido un error, pero comprobamos luego que en la pieza original estaba igual. Esto significa que el autor giró ligeramente la pieza, seguramente con la intención de que perdiera hieratismo, algo que no percibimos en principio al ser la pieza de un tamaño pequeño, pero que luego, con el paso de escala, se hizo evidente.  La lección que sacamos es que el proceso de digitalización registró muy bien las características de la pieza dejando en evidencia nuestra capacidad perceptiva.

Testimonio de Itahisa P. Conesa – Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna

FullSizeRender

En la reproducción de la Escultura de “El Pensador”  participaron de una manera más activa y directa Erika Ravelo Mendoza, Gara Hernández y yo, Itahisa P.Conesa como escultoras y especialistas en la materia y como ayudantes, teniendo alumnos en prácticas de la  Facultad de Bellas Artes en el taller propio de escultura; Eduardo Matheu Rufino, Noelia de la Rosa Hernández, Federica Furbelli y Jose Pereyra Reguera como aprendices e interesados en el trabajo escultórico.De carácter técnico, el proceso se vio marcado por diferentes fases:

Una vez teniendo en nuestras instalaciones las láminas fresadas y enumeradas una a una provenientes del FabLab de la Universidad de La Laguna, se procedió a

la superposición y pegado de cada una de ellas teniendo como referencia un eje central. Posteriormente se talló a base de retoques de adición y sustracción del material para reproducir la réplica exacta de la pieza que teníamos de 7cm traída de la isla de Milos en las Cicladas, Grecia y lograr el mayor realismo posible con la original.  Una vez obtenida la forma genérica de la escultura se llevó a cabo el trabajo del acabado volumétrico de superficie lijando y puliendo todo su volumen a mano.

La siguiente fase vino dada por la parte más sistemática del proceso; Realización del molde para su posterior reproducción. Se comenzó con la preparación de estuco en superficie y desmoldeante para la fase de moldeado, habiendo previamente hecho el análisis y estudio del despiezado para la fabricación de ejes de fragmentación. En cada jornada de trabajo se procedió a la elaboración y repasado de un fragmento del molde debido a su tamaño y tiempos de fraguado. Para esta escultura, teniendo en cuenta su formato y morfología se optó por realizar 8 partes del molde; 7 en el perímetro de la misma y una a modo de tapa en la parte superior, donde esta última se preparó a conciencia ya que sería la que soportase todo el peso de la pieza cuando se colocase a la inversa para el llenado del molde.

Pasado el tiempo necesario del total secado de las piezas de escayola que conforman el molde, se continuó con el desmontaje de piezas para extraer el modelo. Y es aquí cuando comenzó la última fase del proceso en la que ensamblamos las piezas dejando la cavidad por la parte superior, sellando perfectamente los fragmentos del molde realizando una carcasa metálica a modo de cierre perfecto para que no supusiese un problema la presión ejercida por la masa de mortero al verterla en su interior. Solidificada la masa de piedra artificial vertida, se despiezó, se repasó y procedió al lijado y pulido a mano de la superficie de la escultura .

¡ Anécdota !

A modo de interés en el proceso, y apoyando la anécdota que cuenta Drago Díaz del Fab Lab, nos sucedió lo mismo con esta pieza. A bote pronto, observando la pieza desde el frontal veíamos como se apreciaba claramente que los dos pies del pensador no eran simétricos. Eran de diferente tamaño notable, además de uno más retrasado que el otro. Pensábamos que de igual modo, había sido un error en la digitalización pero comparándolo con la pieza real de 7 cm nos dimos cuenta que era así. Aumentar tanto la escala de una pieza de pequeño formato de 7 cm a 1.20m, hace que un detalle que casi ni se aprecia se convierte en un errata monumental que se ha de tratar. La combinación de la tecnología con las técnicas tradicionales escultóricas permitió que estos pequeños inconvenientes formasen parte de un proceso en el que todo tiene solución, porque el Arts exigía ese nivel de perfección y pasión por nuestra parte.

Anuncios